• 55-30-32-66-27
  • contacto@cristinasoria.com.mx

Todos los besos del mundo

Todos los besos del mundo

Una reseña

En épocas como hoy, en que perdemos muy de prisa a los seres que amamos, he llegado a preguntarme cual sería el homenaje que sin funeral puedo brindar desde mi corazón para aquellos que amo y que abruptamente perdí.

Una y otra vez ha venido a mi mente el libro Todos los besos del mundo que los editores de Felix Romero y su amada esposa la pintora Lina Vila, editaron en el sello independiente Cometa, como homenaje póstumo en el años 2012, aniversario de su fallecimiento.

En este libro se reunieron los cuentos que Felix Romeo hizo a lo largo de su carrera para periódicos, revistas y libros colectivos. El título de la obra responde a la práctica de firmar siempre sus correos con la frase: Todos los besos del mundo. Titularon con la despedida de Felix el texto con que ellos también le dicen adiós, pues “hachan de menos” encontrar en su bandeja de correo la alegre despedida del autor.

Sonia y Natalia

Entre los textos mejor logrados de este libro encontraremos un cuento inédito que realizó para la revista Enateca, que por razones ajenas al autor, no pudo ser publicado, pero que gracias a la iniciativa de este homenaje, podemos disfrutar en este libro: Cinco camas y casi setecientos vinos.

Su cuento inédito junto con el texto:  Sonia y Natalia, fueron pensados para el mismo medio: Enateca, ya que en ambos Romero nos hace viajar por una serie de sabores y aromas de vino, para contarnos dos historias de amor que se entrelazan en el imaginario del lector, quién inevitablemente se encontrará enamorado de dos mujeres al mismo tiempo sin tener la voluntad de elegir a una sola.

Si te gusta la lectura en voz alta te invito a mis transmisiones en vivo. Todos los viernes 11:00 P.M. hora México centro en mi Instagram personal

Natalia, aficionada al vino blanco, cuyos blancos preferidos siempre llevaban Chardonnay, rubia como el mismo vino, era aficionada a decirlo todo con cartas, viajar con ella se hacía una fiesta cada vez que encontraba un buen Chardonnay en una ciudad recóndita, pues con solo esto, ella se sentía en casa.

Sonia, morena como el Merlot, se cruzó alguna vez con Natalia en el aeropuerto de Barceloma, pero nada sospecho, a diferencia de Natalia, Sonia jamás supo nada, se ocupaba de escribir su diario y jamás se detenía a mandar cartas, preferia los mensajes concretos y los intercambios en persona, odiaba los brindis y le fascinaba el sabor del Merlot.

Quien ha saboreado estos vinos encontrará que la detallada descripción de cada una de ellas, sabe a las mejores cosechas de cada uno, y justo nos hace pensar, que no queremos elegir a ninguno, que deseamos una vida brindando con blancos Chardonnay y escribiendo muestros propios diarios con tintos de Merlot.

BARCELONA

Quien sabe cuál sea el resultado de la pandemia como la conocemos, tal vez, textos como el de Romero nos cuenten próximamente de las formas de existencia que ya no son y regresemos a estas narrativas para contarles a los más jóvenes que un mundo así existía.

Pero si todo va bien, pudiera ser que esto no suceda de este modo, que más bien tomemos de este texto la idea de despedirnos de quienes amamos con homenajes póstumos que compartan con otros su fuerza y empuje vital, a falta de oportunidad de tener ese ritual último, que deje en nuestros corazones la sensación de que nos dependimos.

Romero Felix, Todos los besos del mundo, XORDICA EDITORIAL, 2012.

¿Quieres leer y escuchar reseñas de otros textos?

Te invito a mi sección EN VIVO donde encontrarás reseñas de los libros que he leído en voz alta en mi Instagram personal

Cristina

Soy Maestra en Comunicación, Licenciada en Diseño y Comunicación Visual por la Universidad Nacional Autónoma de México y estudiante de filosofía (todo en una). Como profesional creo que fundamentalmente damos vida a los sueños de otros, lo demás es vanidad.